Buscar

6 razones para amar al Mercedes Clase S 2020

Es un gran día cuando mercedes-Benz levanta la sábana de un nuevo Clase S. Júpiter gira alrededor del Sol con la misma frecuencia que los de Stuttgart presentan una nueva generación de este titán. No es que vayas a saber de un primer vistazo que el W223 sea un nuevo modelo, con un diseño tan predecible que solo se salva por los faros traseros al estilo CLS, las manetas enrasas y las ópticas delanteras. Pero ese no es el punto. El Mercedes Clase S 2020 está pensado como un bastión de confort y tecnologías, no solo presentado el futuro que llegará a otros Mercedes, pero también influyendo en toda la industria del automóvil.

Mercedes Clase S 2020

Los que quieran uno no se preocuparan por la estética casi inalterada, ya que la Limusina de Mercedes tiene un extraño perfil de consumidores muy leales. Alrededor del 70% de los propietarios estadounidenses compran uno nuevo y esto sube al 80% en Europa. Otro dato, un 90% de los Clase S se fabrican en batalla larga, por lo que tampoco necesitan un cupé o cabrio despampanante. “La Clase S es la berlina de lujo más vendida del mundo. Con la nueva generación queremos ofrecer a nuestros clientes innovación, seguridad, confort y calidad a un nivel nunca visto”, subraya Ola Källenius, Presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y de Mercedes-Benz AG. La nueva Clase S ya está a la venta en el mercado español con un precio de partida de 108.150 euros y llegará a los concesionarios en enero de 2021. Pero antes tienes que descubrir cómo los de Stuttgart han logrado superarse una vez más.

1. Es una auténtica fortaleza flotante

Aunque no esté literalmente armado, el W223 estrena algunas tecnologías de seguridad verdaderamente innovadoras. La “luz digital” de los faros usa 1,3 millones de microespejos para provocar la refracción con la luz, permitiendo al potente haz no cegar a los coches que vengan de frente con gran precisión. El control E-Active de la carrocería mediante suspensión neumática, eleva en 8 cm el coche si detecta un impacto lateral, desviando la fuerza al chasis y no a las puertas o las ventanas. Hay también un nuevo airbag central entre conductor y acompañante y un airbag frontal en los asientos traseros por primera vez en la historia.

Mercedes Clase S 2020

2. Se conduce solo

Pese a que no está disponible por el momento, debido a ciertos aspectos legales por pulir, el Mercedes Clase S 2020 está listo para utilizar el nivel 3 de autonomía con su nuevo piloto automático. Se espera que llegue a producción a finales de 2021, lo que permitirá operaciones sin conductor por debajo de 50 km/h. El piloto de estacionamiento inteligente opcional también está disponible para su instalación. Con él, el nuevo Clase S es capaz de irse solo para encontrar un lugar para estacionar en un parking.

3. AMG lo electrificará

En contraste con la innovación tecnológica, el motor de lanzamiento es relativamente convencional. Dos diésel de 286 y 330 CV, junto a dos gasolina de 367 y 435 CV. Lllegará un V8 gasolina plug in híbrido en diciembre de 2020, con capacidad para conducir por sí solo durante 80 kilómetros. AMG, por su parte, está ocupada trabajando en un Clase S más radical, con un V8 acompañado de motores eléctricos que promete potencias cercanas a los 820 CV y que bajará el crono de esos 3,5 segundos del anterior S.

Mercedes Clase S 2020

4. Desafía a la Física

La tecnología de giro del volante puede girar las ruedas traseras en hasta 10 grados para que pueda girar en el mismo espacio que un Clase A. La suspensión neumática estándar, hace que el S se agache a alta velocidad para reducir el drag aerodinámico, mientras que la suspensión opcional E-Active Body Control se inclina en las curvas unos 3 grados para eliminar el body roll y pegarse más al suelo en aceleraciones bruscas, frenazos o curvas cerradas. Está propulsado por una bomba de 48 V y usa 5 escáneres y una cámara que analiza el terreno hasta mil veces por segundo.

5. Te acomoda en su interior

Una cabina espaciosa, confortable e inteligente, delante y detrás, incluye la opción de un head up display con realidad aumentada. Existen 10 programas de masaje en sus asientos y un entrenador para que te mantengas calmado y activo entre el tráfico. Un acolchado calefactado mantendrá el calor interior y el control de clima es capaz de activar el solo la recirculación en túneles. La enorme pantalla central es totalmente personalizable, mientras que la instrumentación del conductor tiene un efecto 3D que prioriza la información clave.

6. Te llega a conocer

El nuevo Mercedes Clase S 2020, como las cookies de tu ordenador, aprende quién conduce y qué le gusta, con un reconocimiento de huellas dactilares capaz de desbloquear la configuración personal. Conocer sus preferencias significa que el sistema Interior Assist puede ofrecer ayuda sin que se lo pidan, por ejemplo, cambiando la iluminación interior, o accionando las persianas… El sistema MBUX de última generación comprende y habla 27 idiomas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.